Newell’s tuvo un muy flojo partido y perdió por goleada frente a Independiente

Newell’s salió a la cancha levantando la bandera del protagonismo y pensando en sumar tres puntos clave para quedar a un punto del líder, Boca. Pero la empresa le resultó imposible. Independiente le propinó un golpe durísimo. Lo goleó por 4-1, justo en la previa del clásico con Central.

El Rojo pegó de entrada. Tras un desborde por la izquierda el lateral Fabricio Bustos remató desde el borde del área y, desvío mediante, puso en ventaja a su equipo.

 El local asimiló el golpe rápidamente. Se adueñó de la pelota y comenzó a hacer su juego. Así se fue instalando en campo rival y empezó a merodear el área rival.Esta ecuación hizo que el rojinegro incline claramente la cancha a su favor ante un rival que optó por defender la ventaja y pegar de contra. Y la igualdad no se hizo esperar. a Los 19′ Maxi Rodríguez envió un centro desde la derecha, la pelota pegó en la mano del mediocampista Walter Erviti, el árbitro Fernando Espinoza cobró penal, y Nacho Scocco lo cambió por gol.

Con la igualdad el tenor del partido cambió. Independiente se adelantó en la cancha y el trámite se hizo golpe contra golpe.

Los dos fueron a buscar el partido. Pero los dos quedaron en insinuaciones, ya que ambos generaron chances de peligro pero ninguno encontró el camino al gol en la primera mitad.

En el complemento se repitió la historia del primer tiempo. Independiente volvió a golpear de entrada. Otra vez a los dos minutos. Y otra vez desde afuera del área. En esta oportunidad fue el delantero Emiliano Rigoni sacó un zurdazo que quebró la resistencia de Pocrnjic.

A partir de ese momento el elenco de Diego Osella salió a quemar las naves. Se volvió un equipo vertical merced de las urgencias. Pero al mismo tiempo quedó demasiado expuesto en el fondo. El fiel reflejo de esto fue que el Rojo contó con varias chances clarísimas de estirar la ventaja.

Y la moneda terminó cayendo para el lado de la visita, que estiró la ventaja tras una contra y una distracción en el fondo del local. Un centro desde la izquierda encontró a los 71′ al delantero Emmanuel Gigliotti solo en el corazón del área para poner el 3-1 de cabeza.

Y a los 76′ Gigliotti dio el golpe de nocaut. Otra vez expuso la mala noche del fondo rojinegro. Otra vez, tras dejar en el camino a Domínguez y Pocrnjic cambió una contra por gol.

 Newell’s reaccionó al final. Con más amor propio que ideas llegó a la igualdad. Fue Maxi Rodríguez el que marcó el tanto de honor tras encontrarse con un rebote dentro del área.
La última imagen que dejó el local fue la de un equipo con corazón. Pero esa ráfaga no alcanzar para camuflar su flojísima actuación. Justo cuando tenía la gran chance de quedar a un punto de Boca. Justo en la antesala del clásico con Central.
Comentarios de Facebook

Consultar tambien

En Central volvió Ruben y marcó un tanto en la victoria canalla ante Sarmiento

Rosario Central sigue sumando minutos de rodaje de cara al inicio de la Superliga, previsto para ...