Detuvieron al joven del video que corría a 240 km por la avenida 9 de Julio en Buenos Aires

El empresario y piloto de autos Alejandro Gastón Radetic, acusado de correr picadas por la avenida porteña 9 de Julio a 240 kilómetros por hora, lo que se viralizó a través de un video que subió a las redes sociales, se negó a declarar y el juez a cargo de la causa decidirá hoy si ordena la prisión preventiva pedida por el fiscal.

Radetic, de 36 años, fue detenido ayer a la madrugada en un allanamiento en el country Nordelta, del partido bonaerense de Tigre, acusado por los delitos de conducción riesgosa en concurso real con daño agravado, informó a Télam el fiscal Gonzalo Viña.

“Se le leyeron las pruebas en su contra y los cargos pero se negó a declarar, la investigación está en curso y ni remotamente estamos cerca de terminarla”, dijo Viña.

Radetic es un conocido piloto de alta velocidad. Es director de la división Top Race Drifting y también se autodenomina cantante de reggaeton. En uno de sus temas, subido a YouTube, lo canta en compañía de Charlotte Caniggia.

Su vida de excesos y lujos está a la vista. En sus cuentas en las redes sociales (en Instagram, cuenta con más de 60 mil seguidores) Radetic da cuenta de sus numerosos y potentes autos, de un importante arsenal de armas y de numerosas fiestas que realizó en su casa del Tigre.

Al estilo Floyd Mayweather, el piloto en más de una ocasión subió imágenes con fajos de billetes, rodeado de mujeres desnudas o acompañado de elementos sadomasoquistas.

Todo el armamento está debidamente registrado y autorizado por la Autoridad Nacional de Materiales Controlados (Anmac, ex Renar), informó ayer en un comunicado el Ministerio Público Fiscal de la ciudad de Buenos Aires.

“Estaba en condiciones de poseer esas armas porque la Anmac lo había autorizado”, agregó el fiscal Viña.

El juez Pablo Casas es quien decidirá si Radetic, alojado en la comisaría de la Comuna 4 de la Capital Federal, sigue en prisión preventiva. Podría recibir una pena que va de seis meses a siete años de prisión e inhabilitación para conducir.

Según explicó el fiscal Viña, Radetic está acusado de conducción riesgosa pero también por daño agravado, ya que durante la picada derribó varias señales de tránsito y por esa razón, se suman el máximo de las dos penas.

El video de casi 20 minutos subido a YouTube, que se conoció el 29 de abril, lo mostraba conduciendo una camioneta de alta gama, una Dodge Ram 1500, con la participación de otro conductor que ya habría sido identificado.

Según las imágenes, la carrera comenzó en la Avenida 9 de Julio y los llevó por varias calles y avenidas del microcentro porteño y los barrios de Palermo, Villa Crespo y hasta la autopista Illia.

Toda la secuencia fue filmada desde el Porsche y subida a un canal de YouTube, donde se observan maniobras imprudentes, como la circulación por los carriles exclusivos del Metrobus, la violación de la barrera del peaje, y el zigzagueo entre otros vehículos, y hasta en algunos tramos se ve cómo los vehículos superan los 240 kilómetros por hora.

Los jóvenes también publicaron comentarios donde se burlan de la policía y se jactan por eludir los puestos de control.

Además de la picada, la polémica incluyó al director ejecutivo de Seguridad Vial, Carlos Pérez, quien (cuando todavía no se sabía la identidad de los conductores) publicó una carta en la que comenzaba: “Querido conductor de la Cayenne y la Dodge Ram” y finalizaba con un “Buen Viaje”.

Inmediatamente, Viviam Perrone, ex integrante de Madres del Dolor y mamá de Kevin Sedano, atropellado en 2002 por Eduardo Sukiassian en la localidad bonaerense de Olivos, respondió a la carta y dijo sentir “vergüenza” por las palabras del funcionario.

“Me parece que el director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial tiene que usar su tiempo para otras cosas y no para escribirle una carta a potenciales asesinos al volante”, expresó Perrone. Y al final del escrito le dice a Pérez que “Usted a ellos les desea Buen Viaje y sentimos que esas palabras significan Acá no pasa nada”.

Cambios

Este tipo de delitos se agravaron desde el 22 de diciembre pasado, cuando la Cámara de Diputados aprobó con amplia mayoría el proyecto por delitos viales, que se convirtió en la primera ley penal vial que rige en el país y que establece penas de entre tres y seis años de prisión para quien, conduciendo en forma imprudente, negligente o antirreglamentaria, causare a otro la muerte.

La ley considera como agravantes que el conductor se fugue, no ayude a la víctima o maneje bajo los efectos de estupefacientes o con un nivel de alcohol igual o superior a 0,5 gramos por litro de sangre en el caso de choferes de transporte público o 1 gramo por litro de sangre en los demás conductores. También sanciona otras transgresiones, como el exceso de velocidad y picadas.

Comentarios de Facebook

Consultar tambien

Para la provincia, el crimen del policía es “un caso de violencia interpersonal”

El subsecretario de Política Criminal y Policías Especiales de la provincia, Rolando Galfrascoli, se refirió ...